¿Por qué instalar césped artificial alrededor de tu piscina?

¿Por qué instalar césped artificial alrededor de tu piscina?

Qué duda cabe que cuando instalamos una piscina se nos viene a la cabeza rodearlo de un vistoso césped natural, creándose una comunión de sensaciones sugerentes entre la piscina y el futuro jardín. Pero también está claro que poco después aparece en nuestra mente lo laborioso que será mantener en buen estado esta idílica imagen, creándose un debate entre lo bonito y lo cómodo. Esta disyuntiva es segada de raíz, nunca mejor dicho, gracias a la opción del césped artificial, que aúna un estado impoluto con una durabilidad bastante considerable en el tiempo.

Y es el césped natural el principal elemento que hace que un jardín necesite un gran mantenimiento, ya que hay que cortarlo semanalmente en la época de crecimiento para mantenerlo con buen aspecto y regarlo para disfrutar de su verdor. Ambas necesidades lo convierten en un lujo, dado que el coste de la mano de obra y del agua para el riego es muy elevado y no sostenible. Abonos, tratar malas hierbas, plagas y enfermedades, es un quebradero de cabeza continuo. Además es muy habitual que se estropee el riego en el momento más inoportuno, encontrándonos zonas secas, ¡vaya fastidio! todo el año bonito y en pocos días de calor todo se va al garete el trabajo de todo el año.

Con el césped artificial no hay ningún mantenimiento, está verde durante las cuatro estaciones, y además con un considerable ahorro en la factura del agua. Si tienes contratados jardineros, puedes pasar de ese caro contrato de visita semanal o quincenal, a un mantenimiento más básico y suficiente de una visita al mes. Lo único que debes saber es que en la época de más calor el césped artificial quema si vas descalzo, por lo que conviene darle algún manguerazo para refrescarlo puntualmente. No obstante, la suavidad del césped artificial para piscinas es más agradable al tacto que las variedades puntiagudas de césped natural.

Otro punto a su favor es que gracias al acabado limpio de la hierba artificial, no tendrás que limpiar constantemente los restos que normalmente flotan en el agua de la piscina. Del mismo modo, tampoco habrá acumulaciones de arena en el fondo de la misma. También cabe destacar que ni el cloro ni ningún otro producto químico que utilices para las tareas de mantenimiento son perjudiciales para el césped artificial. Con los modelos que ofrecemos en Verdegreen no tendrás que preocuparte porque tanto el color y la textura se mantendrán intactos, siendo además un material idóneo para tenerlo cerca del agua, ya que no se encharca y no tiene ningún inconveniente con el cloro.

En definitiva, decir que en Verdegreen somos conscientes de que las piscinas son un elemento importante dentro del paisaje de nuestro jardín o terraza, y no estamos dispuestos a que agentes externos den al traste con el bienestar y la calidad de vida de nuestros clientes. Es por ello que cada día investigamos para ofrecer el mejor producto y el mejor servicio. Muestra de ello es que disponemos de un catálogo propio con gran variedad de tipos de césped, cada uno con unas funciones y características que se adaptan a las exigencias y necesidades de cada uno de nuestros clientes.


admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR