Sus mascotas podrán jugar y correr tranquilamente por el jardín, sin que afecte ni lo más mínimo al césped, y si sus mascotas hacen sus necesidades en el césped, estas se pueden limpiar fácilmente con lejía diluida y detergentes.