¿Por qué un césped artificial en vez de uno natural?

¿Por qué un césped artificial en vez de uno natural?

Tomar la decisión de instalar un césped –sea en una casa particular, en una terraza de un negocio, en una zona infantil, etc.- debe ser razonada con vistas a obtener el mejor resultado tanto a corto como a largo plazo. No obstante, desde Césped Verdegreen queremos ahorrarte tiempo y aconsejarte en esa decisión.

Por eso, hoy queremos ser quienes te desgranen las múltiples ventajas que tiene la instalación de un césped artificial, algo que te permitirá convertir ese espacio elegido en un lugar ideal para el disfrute. No te las pierdas.

Instalación de césped artificial

Con el primer paso ya se puede comprobar que no te has equivocado. La instalación y colocación de este tipo de césped es rápida y sencilla. Ésta puede hacerla una persona particular aunque lo recomendable es confiar en un equipo profesional experto.

Bien es sabido que esta instalación puede realizarse en cualquier superficie: ya sea blanda, dura, natural o sobre pavimento. Esto, sin embargo, no se puede aplicar de la misma manera al césped natural ya que solo puede instalarse sobre superficies naturales, no en pavimentos.

Por esta razón, el césped artificial puede ser el sustituto perfecto del césped natural, que sufre más desgastes, así como del pavimento por lo que puede instalarse en muchos sitios y para diferentes actividades: en terrazas y jardines, en zonas de ocio infantil, en espacios deportivos, en comercios, en áreas públicas, como elemento paisajístico, etc.

Mantenimiento de césped artificial

Éste es, sin duda, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de decidirte por este tipo de césped, sobretodo si no cuentas con mucho tiempo disponible en tu día a día. Su fuerte capacidad de drenaje tras las lluvias, que las mascotas pueden adaptarse perfectamente al material del césped y que no coge enfermedades, entre otras cuestiones, son características especiales que permiten que no necesite un mantenimiento continuo. Para mantenerlo en buenas condiciones tan sólo hace falta barrerlo de manera ocasional así como quitar las impurezas más grandes.

A un césped natural, sin embargo, hay que acometerle acciones como segar, abonar, controlar la existencia de plagas, regar o replantar, todo ello de manera continua para que esté en perfectas condiciones. Esto, además, es probable que tenga que realizarse por una o dos personas y hasta con la ayuda de alguna maquinaria especial. Por el contrario, una sola persona, sin maquinaria alguna y empleando escaso tiempo es suficiente para mantener con un buen aspecto un césped artificial.

Gastos de césped artificial

Como consecuencia de lo anterior, no es desatinado pensar en la cantidad de dinero que hay que gastar para mantener un césped natural puesto que requiere un alto abastecimiento de agua así como la aplicación de productos químicos para evitar plagas, insectos u hongos.

Un césped artificial, por su parte, no necesita agua básicamente. Esto se refleja directamente en el ahorro en la factura del agua, sobretodo en los meses de verano cuando más riego necesitaría el natural. Este ahorro también se produciría en la compra de productos o maquinaria para su mantenimiento. Al no ser necesario nada de eso, se reducen los gastos.

De la misma manera, el ahorro de tiempo es tanto o más valioso pues al no ser necesario dedicárselo al cuidado del césped artificial te permite emplearlo en otras cuestiones, tanto personales como laborales.

Apariencia del césped artificial

En relación al aspecto, hay que saber que es resistente a condiciones climáticas como la lluvia, las heladas o el sol. Al mismo tiempo, no sufre por estar instalado en zonas a priori complicadas como aquellas que son muy transitadas o están en sombra. Por el contrario, un césped natural soporta menos las inclemencias meteorológicas, puede secarse, quedarse sin color o pueden aparecer calvas antiestéticas o malas hierbas

Por su parte, un césped artificial siempre mantiene la misma apariencia por lo que imita perfectamente al césped artificial, en cuanto al aspecto y al tacto. Este tipo de césped tiene un acabado limpio, seguro y suave que encaja de manera ideal con su instalación en una zona de juegos infantil, por ejemplo. Igualmente es perfecto para espacios deportivos debido a que retiene el agua, absorbe el impacto, se mantiene uniforme, se puede usar durante todo el año y a cualquier hora y, en el caso de las piscinas, no le afecta el cloro.

Otros aspectos

Por último, como otro motivo ventajoso podría decirse que existe una amplia variedad de tipos de césped artificial, cada uno para múltiples usos, con distinto grosor e incluso los hay de diferentes colores, perfecto para una cancha deportiva o para una zona de juegos. Además, de económico y sostenible, también es ignífugo, antialérgico, reciclable y con una vida útil de más de 10 años.

Si estas interesado en el césped artificial, puedes ver los modelos con los que contamos en esta sección.

Si te ha gustado, compártelo en las redes sociales


admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies